Empagenia del Este

Empagenia del Este

(Kuan Yin es la Salvadora compasiva de Oriente)

 

Empagenia es la disciplina que estudia la capacidad del Psicoterapeuta para captar de forma intuitiva mas allá del mensaje verbal del paciente. Calidad de presencia que solo puede ser comparada con la de algunos médicos de ahora y sanadores de antaño que percibían el sentido  y con ello prácticamente curaban.

 

Programa:

 

1. Síntesis entre la sabiduría profunda budista y la vanguardia de la psicología

2. Transformación de la energía de la adicción, la vergüenza, la enfermedad, la ansiedad, el miedo, la ira y la depresión, en liberación.

3. Liberación de los apegos personales para entrar en la compasión

 

 

 

Métodos antiguos y fascinantes para sanar los problemas emocionales modernos.» —Daniel Goleman,

 

 

Una crítica habitual de los profesionales sanitarios es que no cuentan con el tiempo suficiente…para establecer un vínculo compasivo y empático con el paciente. Pero esos críticos sobrevaloran las dificultades para transmitir la compasión.

  1. Un revelador estudio de pacientes con artritis reumatoide sugiere que lloramos como una forma de liberar la inflamación y el dolor.
    h. Ishii, M. Nagashima, M. Tanno, A. Nakajima, and S. Yoshino; “Does being easily moved to tears as a reponse to psychological stress reflect to treatment and the general prognosis in patiens with rheumatoid arthritis?” Clinical and Experimental Rheunatology 21, nº 5, (2003): 611-616.

    Estos investigadores Japoneses de la Tokio’s Nippon Medical School expusieron a pacientes de artritis reumatoide a estímulos visuales profundamente emocionales y descubrieron la existencia de una elevada correlación entre la facilidad con la que rompían a llorar y varias respuestas neuroendocrinas e inmunológicas de su cuerpo. Entre esas respuestas se hallaban la tasa de cortisol, la hormona del estrés, en sangre, la proteína inmune Interleucina-6, los CD 4, CD8 y las células inmunológicas asesinas naturales.

    Ellos descubrieron qué los pacientes que lloran con más facilidad suelen tener, al cabo de un año, un mejor desarrollo clínico qué aquellos que no lloran, con menos dolor, menos inflamación y menos medicación para el dolor.

    La conclusión, por tanto, a la que llegaron los investigadores fue que el llanto suprime la influencia del estrés de las respuestas neuroendocrina e inmunitaria, facilitándoles así el control de su artritis reumatoide.

    Según este estudio, la capacidad de llorar está muy ligada a la capacidad de experimentar la compasión, la empatía y la sensación de conexión con la situación evocadora o con la persona necesitada.

    Este experimento también sugiere que la compasión es positiva tanto para el individuo que la experimenta como para la persona a la que se dirige, lo que parece coincidir con el dicho de que el esfuerzo curativo resulta tan beneficioso para la persona que cura como para la persona curada.

    “Compasion and healing” Larry Dossey, Explore: The Journal of Science and Healing 3(1)(January 2007), pp. 1-5